CASARSE CON UN MUERTO?

septiembre 18, 2017

No Comments

El Código Civil galo ofrece la oportunidad de contraer matrimonio con una persona que ha muerto, siempre y cuando pueda demostrarse que existían planes de boda entre ambos.

Aunque es prácticamente desconocido para la mayoría de los frances, se calcula que, cada año, unas 20 personas se casan con su pareja fallecida. El último, Étienne Cardiles, viudo del policía Xavier Jugelé, asesinado por un yihadista el 20 de abril en los Campos Elíseos. Cardiles y Jugelé se convirtieron en marido y marido en una ceremonia oficiada hace una semana por la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, y en presencia del expresidente François Hollande.

Con este gesto, Étienne Cardiles pasó a ser el primer hombre que solicita un matrimonio postmortem, tradicionalmente reservado para las mujeres.