PARECIA UN TSUNAMI LO QUE PASO EN PUERTO RICO

marzo 5, 2018

No Comments

A pesar del peligro que representan las fuertes marejadas que desde ayer comenzaron a azotar las costas del oeste y norte de la Isla, cientos de personas desoyeron las recomendaciones de las autoridades y continuaban acudiendo a presenciar el evento.

Otros muchos más, cuyas residencias están ubicadas muy cerca de la orilla del mar y corrían peligro de ser inundadas por las olas, se reusaba a desalojar sus hogares, en contra de las indicaciones de la autoridades.

“Yo no me voy”, afirmó una residente del sector Las Carreras en Loíza, parada en su casa a pasos de la playa, donde el oleaje subía por minutos y varios curiosos miraban y tomaban vídeos con sus celulares.

Entrada la noche, se había cerrado el tráfico a todas las vías cercanas a la costa, y se daban los toques finales en los refugios que se habían preparado a lo largo de la zona costera bajo aviso. Sin embargo, el director interino del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, Carlos Acevedo, lamentó que no tuvieran suficiente cooperación de la ciudadanía en cuanto a permanecer lejos de las costas y el peligro de las olas rompientes.

“Hemos estado trabajando en varios municipios con todas las medidas preventivas. Ya tenemos olas de 16 pies, y van a seguir subiendo. Va a haber un pico en la madrugada, y mañana (hoy) a las 10:00 a.m. habrá marea alta. La exhortación es que no ponga su vida en peligro ni la del personal de manejo de emergencia”, reclamó Acevedo.