Asesinan a mujer boricua en Kissimmee

mayo 7, 2018

No Comments

Una mujer boricua fue asesinada ayer, jueves, en el motel Super 8 en Kissimmee, Florida, a eso de las 10:30 p.m.

Según el diario Orlando Sentinel, la víctima de 52 años, identificada como María Santiago Burgos, era una de las beneficiarias del Programa de Asistencia de Alojamiento Temporero (TSA) de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) para los desplazados por el huracán María.

La portavoz de la policía de Kissimmee, Stacie Miller, informó que las autoridades arrestaron a Leumas Moraza, de 38 años, por ser sospechoso del asesinato. El hombre era la pareja de la víctima.

Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen.

“Yo iba a descansar porque pensaba trabajar hoy. Al poco rato se oyeron las detonaciones”, dijo  Orlando Carrasquillo, un boricua amigo de la víctima, al Orlando Sentinel.

El compañero de trabajo de la víctima afirmó que se conocían apenas hace cuatro meses, pero que ya habían cultivado una relación de amistad.

“Después escuché ‘¡auxilio, auxilio auxilio!’ y me dirijo al lugar de los hechos. Cuando llego la veo tendida en el piso. El tipo se había ido … La vi agonizando… traté… bueno no traté, el daño ya estaba hecho, no pude hacer nada…”, relató al rotativo de la Florida.

Carrasquillo también se refugiaba en el hotel tras el paso del huracán María por Puerto Rico.

Por su parte, Sonia Burgos, madre de la víctima, contó a la cadena Telemundo 31 que Moraza asesinó a su hija delante de ella y su nieto.

“Nos apuntó con armas, me tiró al piso… me golpeo. Traté de agarrarlo para que no cogiera a mi hija y me la matara pero no pude”, aseguró Burgos, quien también reside en Florida gracias a la ayuda de FEMA.

Aunque la familia de la víctima es natural de Barranquitas, residía en Guaynabo hasta antes de partir hacia Estados Unidos.

Justamente ayer FEMA anunció que extendió incondicionalmente hasta el 30 de junio el programa de refugio temporal para las 2,310 familias que aún están en hospederías en 30 estados y Puerto Rico como sobrevivientes del huracán.

El grupo más numeroso, 780 familias, se encuentra en el estado de Florida.