¿PUEDES IR A LA CÁRCEL POR ESPIAR EL MÓVIL DE TU PAREJA?

junio 20, 2018

No Comments

Sí, ser condenado a prisión es una posibilidad real en estos casos. Y no solo por espiar el teléfono móvil, la tablet, el correo electrónico, el ordenador personal o cualquier dispositivo de tu pareja, sino también el de un empleado, el de un amigo, el de un familiar e incluso, salvo en determinadas y excepcionales circunstancias, el de tu hijo menor de edad. Se trata de un acto delictivo para nuestro ordenamiento jurídico. El Código Penal  castiga el descubrimiento y la revelación de secretos como un delito contra la intimidad, basado en el derecho constitucional a la inviolabilidad de las comunicaciones y a preservar la intimidad personal. La pena impuesta como consecuencia de esta conducta puede oscilar entre uno y cuatro años de prisión. Y la cosa no queda ahí. Al espiar un teléfono móvil ajeno pueden cometerse, además, otros delitos simultáneamente; por ejemplo, contra la integridad.