La «debilidad» de Trump frente a Putin escandaliza a los republicanos y a la Inteligencia de EE.UU.

julio 17, 2018

No Comments

El presidente de EE.UU. ha afirmado ante su homólogo ruso que no ve «ningún motivo» por el que Rusia podría haber interferido en las elecciones de 2016, contradiciendo así la conclusión de las agencias de inteligencia estadounidenses.

El fantasma de la supuesta interferencia rusa en las elecciones de 2016 sobrevoló otra vez las relaciones entre Rusia y Estados Unidos.

Esta vez, ocurrió durante la cumbre que celebraron este lunes los presidentes Donald Trump y Vladimir Putin en Helsinki, Finlandia.

Durante la conferencia de prensa tras las conversaciones que duraron cerca de dos horas, Trump aseguró que había discutido la supuesta injerencia rusa con Putin, quien lo había negado de una forma “muy fuerte y poderosa”.

Las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron en 2016 que el Kremlin estaba detrás de una campaña de ciberataques y noticias falsas en redes sociales dirigida a influir en las elecciones presidenciales estadounidenses de aquel año, en las que el actual mandatario se impuso a la candidata demócrata Hillary Clinton.

Pero ante la pregunta este lunes de si creía en los reportes de las agencias de inteligencia de su país o en los argumentos que le había dado Putin, Trump evadió la cuestión y afirmó que no veía razones para que Rusia quisiera interferir en los comicios.